Envío nacional gratuito para pedidos superiores a 100€

Contacto

Diferencia entre un lomo y un lomito ibérico

IBÉRICOS CASA LUCAS

cual es la diferencia entre lomo y lomito

Una pregunta frecuente que se presenta entre los compradores, cual es la diferencia entre un lomito y un lomo ibérico. Se trata de piezas distintas, donde cada una cuenta con sus propias particularidades, por lo que es importante saber diferenciar cada una de ellas.

Si eres de los que confunde el lomito con el lomo ibérico y viceversa, no te preocupes, la verdad, es que es una duda más frecuente de lo que parece. Por fortuna, has llegado al sitio indicado, ya que aquí te explicamos todo lo que debes saber al respecto para poder seleccionar cuál es el producto específico que estás buscando.

Diferencia entre un lomito y un lomo ibérico

En general, estas piezas cuentan con algunas diferencias fundamentales que serán la clave para distinguir cada una de ellas. Por ello, queremos explicarte cuáles son estas particularidades y que, de este modo, tú también puedas identificar cuál es la opción que estás buscando para preparar tus mejores recetas.

  1. La caña de lomo ibérico o lomo ibérico

El lomo ibérico de bellota, es una pieza que proviene de la cinta del lomo del cerdo, la cual es limpiada cuidadosamente para obtener una pieza deliciosa y sublime que cuenta con características únicas en lo que respecta al sabor y textura de la misma.

Una vez que la pieza se extrae, debe dejarse secar por un lapso de 3 a 4 meses aproximadamente, donde debe madurar para obtener el sabor característico de la misma, que es a su vez, el que le proporciona tal exclusividad a esta pieza. Toda la carne que se emplea para la elaboración de la caña de lomo ibérico, está regulada por la norma del ibérico, lo que quiere decir que se trata de un producto derivado de cerdo de raza 100% ibérica.

La carne puede ser aderezada con orégano y pimentón, así como otros condimentos que añaden un sabor exclusivo. Además, esta caña de lomo cuenta con valores nutricionales importantes, en especial en lo que respecta a calcio, zinc, magnesio, fósforo, selenio y vitamina E, por lo que su consumo es adecuado para el organismo humano.

  1. El lomito ibérico, cabecero de lomo o presa ibérica

En efecto, el nombre del lomito deriva de su similitud con el lomo ibérico, pero esto no quiere decir que sean la misma pieza, sino que, al contrario, existe una clara diferencia entre lomo y lomito.

El lomito, es un embutido procedente del cerdo ibérico de bellota que se obtiene de un proceso de maduración y secado muy similar al del lomo, pero la diferencia entre ambos tipos de carne, radica en el lugar de procedencia de la misma.

Aunque el lomito no proviene del mismo sitio que el lomo, cuenta también con un sabor exquisito, por lo que se ubica dentro de la categoría de piezas selectas de cerdo ibérico, además, cuenta con un alto nivel de jugosidad que lo diferencia de otras presas.

Por lo general, este embutido es condimentado con especias rojas, de allí que obtenga su particular color. Esto a su vez, lo hace ideal para la preparación de algunos platos que requieren un toque de color y sabor exclusivo, que solo puede obtenerse al integrar el lomito de cerdo ibérico como uno de los ingredientes principales.

conoce la diferencia entre lomo y lomito

Principales diferencias entre lomo y lomito de cerdo

Aunque ambos tipos de carne son piezas de gran prestigio y exclusividad al momento de adquirir embutidos, existen algunas formas de diferenciar el lomo y lomito de cerdo para que evites cometer errores al momento de realizar la compras.

En este sentido, los principales aspectos diferenciadores son el peso y el aspecto. Por una parte, la carne de lomo ibérico tiene menos grasa y es mucho más suave y tierna, mientras que la del lomito, puede contener muchas más vetas de grasa, que se notan de forma más evidente y, al mismo tiempo, la carne puede ser un poco más dura.

Por lo general, el lomo suele ser mucho más grande y pesado, mientras que el lomito es más liviano y pequeño. El lomo puede llegar a pesar hasta 2 kilogramos, mientras que el lomito, solo alcanza de 200 a 300 gramos, es decir, que no es capaz de llegar al kilo completo.

Como verás, cada una de estas piezas tiene sus particularidades, por lo que es importante que te asegures cuál es la opción que necesitas para adquirir la mejor pieza de jamón ibérico.