Envío nacional gratuito para pedidos superiores a 100€ (excepto Ceuta, Melilla y Canarias)

Contacto

Claves para saber si tu jamón está en mal estado

IBÉRICOS CASA LUCAS

Si hace un tiempo has comprado jamón ibérico y has abierto el sello, es posible que te estés preguntando si el jamón aún está en buen estado o si se ha dañado. Si no eres un experto en jamones, pero te interesa degustar, es posible que esta tarea sea un poco más complicada para ti.

Por supuesto hemos traído para ti toda la información y las claves que debes tener en cuenta para identificar cuando el jamón está en mal estado, cuáles son las consecuencias de que esto suceda y algunas recomendaciones para que puedas conservar tu jamón ibérico por un poco más de tiempo en perfecto estado.

Como saber si el jamón en mal estado

El jamón ibérico es uno de los productos más cotizados de toda España y del mundo, debido a que se ha convertido en uno de los ingredientes premium más destacados del mediterráneo, lo cual se debe especialmente a que el proceso de producción del mismo es bastante largo y se realiza bajo ciertas condiciones muy específicas para garantizar la calidad del mismo.

El proceso de maduración y curación del jamón es muy intenso y requiere de una supervisión y monitoreo constante para asegurar que el jamón se encuentre en buen estado y que, después de este periodo de tiempo, sea un producto perfecto para la venta.

Cabe destacar que este secado se realiza al aire libre, en un ambiente con temperatura estable para garantizar que los cambios de clima no afecten el proceso de maduración. De hecho, una vez que estos productos llegan a ser trasladados a los puntos de venta o directamente a la mesa del consumidor, son envasados al vacío de forma cuidadosa para lograr que el oxígeno no afecte el producto.

Otro detalle importante, es que este producto pasa por una cadena de frío muy específica al momento de ser trasladado, por lo que no puede, simplemente, guardarse en el refrigerador, ya que, estas bajas temperaturas de los métodos de congelación caseros pueden oxidar el jamón y evitar que se conserve el aroma, sabor y textura que lo caracteriza.

Si pensamos en todos estos detalles, resulta un verdadero desafío conocer cómo se debe conservar este producto para evitar comer jamón en mal estado o que se dañe incluso antes de lo esperado.

Conservación del jamón en mal estado

Estos son algunos de los motivos por los cuales el jamón podría dañarse si no se conserva de forma adecuada. Por otra parte, existen otros aspectos importantes a tener en cuenta, para verificar si el jamón está en buen estado, siendo estos los siguientes:

  1. Si durante el proceso de elaboración del producto la pieza se encuentra expuesta a temperaturas más altas de las recomendadas, es posible que esté en mal estado.
  2. Si existe un exceso de congelación, se produce lipólisis, que, por defecto, afectan la pieza y eliminan sus propiedades.
  3. Si la carne cuenta con un alto nivel de concentración de ácidos grasos insaturados, se verá reflejado en la pieza, haciendo que esta cuente con un porcentaje de grasa excesivo, lo que no es normal cuando se trata de jamón ibérico.

Qué hacer si el jamón tiene mal olor

El olor fuerte no es normal en el jamón serrano, lo que quiere decir que, si desprende un aroma poco convencional, lo más seguro es que el proceso de maduración haya sido elaborado incorrectamente y, por ende, puede que el jamón esté en mal estado.

Pero este no es el único síntoma de un jamón enfermo o en mal estado, sino que existen también otras claves importantes, tales como las lonchas demasiado secas o los puntos blancos que se evidencian en la superficie del mismo. Es normal que el jamón tenga algunas vetas blancas, que son el resultado de la infiltración de la grasa en el músculo, pero si después de un tiempo notas que comienzan a aparecer puntos blancos es las lonchas, es momento de desechar el jamón porque está en mal estado.

Evidentemente, existen consecuencias de comer jamón en mal estado, ya que, esto podría generar intoxicaciones, indigestiones y otros problemas de salud. Por este motivo, es importante que sepas conservar el jamón en un ambiente fresco, sin la incidencia de agentes externos que puedan afectar sus propiedades para que pueda disfrutar de este delicioso sabor por mucho más tiempo.

Recuerda que, si deseas conservar el jamón por cierto periodo de tiempo, la mejor opción es envasarlo sellado al vacío para evitar comer jamón en mal estado.