Envío nacional gratuito para pedidos superiores a 100€

Contacto

El proceso de curación del jamón: De la granja a tu mesa

IBÉRICOS CASA LUCAS

El jamón, un tesoro gastronómico apreciado en todo el mundo, es el resultado de un proceso de curación meticuloso que ha sido perfeccionado a lo largo de los siglos. Si alguna vez te has preguntado «¿cómo se cura el jamón?», estás a punto de descubrirlo. En este artículo, exploraremos cada paso de este proceso desde la granja hasta tu mesa, y te mostraremos por qué el jamón curado es tan especial.

La elección de la materia prima

  1. Seleccionando la pierna perfecta

El proceso de curación del jamón comienza con la elección de la materia prima: la pierna de cerdo. Para obtener un jamón de calidad, se seleccionan patas de cerdos criados en condiciones óptimas, alimentados adecuadamente y de raza adecuada. En el caso del jamón ibérico, los cerdos ibéricos que se alimentan de bellotas producen una carne única.

  1. El salado inicial

Una vez que la pierna de cerdo es seleccionada, se procede a la primera etapa del proceso de curación: el salado. La pierna se cubre con sal marina para extraer la humedad y conservar la carne. Esta etapa puede durar varias semanas y es crucial para la preservación del jamón.

El secado y maduración

  1. Lavado y desalado

Tras el salado inicial, se procede al lavado de la pierna para eliminar el exceso de sal. Luego, se coloca en un área de secado, donde la temperatura y la humedad se controlan cuidadosamente. Aquí, la pierna se seca al aire libre durante varios meses, lo que le permite desarrollar sabores y aromas únicos.

  1. Maduración en bodegas

El siguiente paso en el proceso de curación del jamón implica el traslado de las piernas a bodegas especiales. En estas bodegas, las piernas se cuelgan y se dejan madurar durante un período que puede variar de meses a años. Durante este tiempo, el jamón experimenta cambios químicos que le dan su sabor y textura característicos.

¿Cómo se cura el jamón?

  1. Control de la temperatura y humedad

El proceso de curación es delicado y requiere un control riguroso de la temperatura y la humedad en las bodegas. Estos factores influyen en la evaporación de la humedad de la carne y, por lo tanto, en su sabor y textura. Un jamón de calidad se beneficia de un ambiente de bodega óptimo.

  1. Girando las piernas

Durante la maduración, las piernas de jamón se giran periódicamente para asegurarse de que la curación sea uniforme. Este proceso garantiza que todo el jamón tenga el mismo sabor y calidad.

FAQs (Preguntas frecuentes)

  1. ¿Cuánto tiempo lleva curar un jamón? La duración del proceso de curación de un jamón puede variar significativamente dependiendo de varios factores. En general, el tiempo de curación se mide en meses o incluso años. Para los jamones más exclusivos, como el Jamón Ibérico de Bellota, el proceso de curación puede extenderse durante tres años o más. La razón detrás de esta larga duración radica en el desarrollo de sabores complejos y la obtención de una textura exquisita.
  2. ¿Por qué se selecciona la materia prima con tanto cuidado? La elección de la materia prima es un paso fundamental en la elaboración del jamón curado. Se seleccionan patas de cerdos criados en condiciones óptimas y se alimentan adecuadamente para garantizar la calidad de la carne base. En el caso del Jamón Ibérico, los cerdos ibéricos se crían en dehesas y se alimentan de bellotas, lo que contribuye en gran medida a la calidad de la carne.
  3. ¿Qué hace que el jamón curado sea tan especial? El proceso de curación le confiere al jamón su sabor, textura y aroma únicos. La combinación de salado, secado y maduración da como resultado un manjar incomparable.

Conclusión

El jamón curado es el resultado de un proceso que combina la tradición, la artesanía y el cuidado extremo en cada etapa. Desde la elección de la materia prima hasta el control de temperatura y humedad en las bodegas, cada detalle importa. Ahora que sabes cómo se cura el jamón, puedes apreciar aún más esta delicia culinaria que ha perdurado a lo largo de los siglos. La próxima vez que saborees un trozo de jamón curado, ten en cuenta todo el esfuerzo y la pasión que se han invertido en cada loncha. ¡Disfruta de esta experiencia gastronómica única que te lleva desde la granja a tu mesa! Cada bocado es un tributo a la dedicación de los maestros jamoneros y al legado culinario que se comparte con el mundo. Si deseas degustar la excelencia del jamón curado, te invitamos a visitar Casa Lucas, donde encontrarás una amplia selección de productos ibéricos de la más alta calidad. ¡Ven y descubre el sabor auténtico de Casa Lucas!