Envío nacional gratuito para pedidos superiores a 100€

Contacto

Diferencias entre queso de cabra y oveja

IBÉRICOS CASA LUCAS

diferencias queso cabra y oveja

Incluso para los amantes del queso, en ocasiones puede ser un poco difícil diferenciar el queso de cabra y el de oveja, pero en general, existen claves muy importantes para comprender cuando se trata de una opción y cuando es la otra.

Si tú también has tenido este problema al momento de comprar queso, en especial si realizas compras en línea, queremos explicarte cuál es la diferencia entre queso de cabra y oveja para que puedas seleccionar la opción que más te gusta y disfrutar de este exquisito sabor en cada uno de tus platillos preferidos.

Diferencia entre queso de oveja y de cabra

Existen diferencias muy claras entre cada una de estas opciones, pero en general, se presentan dos elementos que debemos tener en mente al momento de comprar queso de cabra o de oveja.

  1. El animal del que proviene la leche: Tal como el nombre de estos quesos lo indica, el animal de procedencia de cada uno de ellos es diferente, ya que, en un caso se trata de leche de cabra y en el otro, de oveja, que es la materia prima requerida para la elaboración de cada uno de estos quesos.
  2. Aspecto: Para diferenciar ambos tipos de queso, es importante fijarnos muy bien en su aspecto. Por una parte, el queso de cabra tiene una contextura semi-blanda, mientras que el de oveja es un poco más compacto. Es decir, que el de cabra parece una masa cremosa, mientras que el de oveja es más denso y debe ser cortado con cuchillo para poder consumirlo.
  3. Sabor: El sabor de ambos quesos es diferente, a pesar de que los dos tengan un sabor fuerte e intenso. Por un lado, el queso de cabra es un poco más ácido, mientras que el de oveja es más aceitoso. Si tienes la opción de probar ambos quesos al mismo tiempo, notarás una clara diferencia entre los sabores de los mismos.
  4. Valores nutricionales: En general, el consumo de queso aporta una gran variedad de beneficios nutricionales al organismo, debido a que cuentan con una buena cantidad de vitaminas y minerales. No obstante, si buscas la opción que tenga mayor valor nutricional, debes asegurarte de consumir queso de oveja, que es una de las mayores fuentes de vitamina y, además, incluye calcio. Por su parte, el queso de cabra es más fácil de digerir, es rico en proteínas y bajo en potasio, por lo que se recomienda con frecuencia para aquellas personas que tienen problemas de insuficiencia renal.

Uso de los diferentes tipos de queso

Como verás, cada tipo de queso cuenta con sus propias cualidades y características, por lo que no es de extrañar que, en algunas ocasiones, una opción sea mejor que otra para la elaboración de recetas. Por ello, queremos explicarte cuando usar uno u otro.

  • El queso de cabra: Debido a que cuenta con una textura viscosa y suave, se puede decir que es la opción ideal para la preparación de pizzas y pastas, aunque también puede ser incluido como el ingrediente principal en algunas ensaladas. Si deseas consumirlo como bocadillo, puedes probar con un poco de pan con mermelada e incluso experimentar con el queso de cabra frito, que para muchos es una delicia que no tiene comparación.
  • El queso de oveja: Por su parte, el queso de oveja suele comerse solo o acompañado con solo un poco de pan y aceite. Aun así, muchas personas deciden integrar algunas ensaladas obteniendo un sabor completamente diferente y exclusivo. Esto no solo es posible con el queso de oveja tradicional, sino también con algunas de sus variantes más frescas como el queso feta, que es de origen griego o la mozzarella italiana.
diferencias entre queso de oveja y de cabra

Como podrás notar, existen diferencias muy específicas entre cada uno de estos quesos, las cuales serán de ayuda para identificar cuál es la mejor opción de acuerdo al tipo de platillo que deseas preparar y que, de este modo, evites tener dudas al momento de comprar el queso indicado.

Recuerda que, si bien algunos de estos quesos son empleados en recetas muy específicas, esto no quiere decir que no sea posible combinarlo con otros ingredientes y sabores para obtener una nueva experiencia de sabores. Es por este motivo que te invitamos a probar ambos tipos de queso y que puedas disfrutar por ti mismo la experiencia de diferenciar uno del otro en base a su aroma, sabor, textura, y el valor agregado que puede aportar a tus mejores recetas al incluirlo.